El resum del partit a la pista del Claret Benimaclet

Derrota del Genovés Autonómico en la pista del Claret Benimaclet

Quinto partido de la temporada para los de la costera, el disputado el pasado domingo en Valencia ante un Claret (3-1) que se presentaba como un rival de consideración.
Nuevamente tuvimos que concurrir al partido con muchas bajas, ya sea por motivos personales, por lesiones o por circunstancias no conocidas por quien escribe, el caso es que nos presentamos con siete jugadores, más José, que llegó tarde por tener otro partido con el equipo al que entrena.
Con este panorama comenzamos el encuentro con la puesta en escena habitual de todos los equipo de la categoría, presión a todo el campo y ritmo alto. Pese a ello y a una ventaja local inicial de 10  puntos, el Genovés supo sobreponerse gracias al trabajo de Ángel y Serrano por dentro y de Ube por fuera.
La ventaja local se mantenía estable pero el juego se equilibraba progresivamente, a medida que el Genovés encontraba a sus hombres interiores, que poco a poco iban imponiéndose pese a lo cual nos marchamos al descanso con un inquietante (-10).
En el tercer cuarto la cosa cambió radicalmente, Serrano cogió  su fusil y comenzó a machacar el aro rival de todas las formas y desde todas las distancias posibles, pero el equipo de casa de mantenía a flote gracias a las canastas en transición, que es el auténtico talón de Aquiles de los de La Costera.
Con -4, el último cuarto prometía ser apasionante, pero de nuevo nos encontramos con la misma situación de los últimos partidos, en donde pese a competir de igual a igual con el rival, el Genovés no pudo ponerse por delante en ningún momento, porque sencillamente los de casa fallaron menos.
El -9 final no deja de ser una anécdota, ya que las últimas posesiones se tradujeron en fallos visitantes, contestados por tiros libres de los locales provenientes de faltas no del todo necesarias.
La sensación final no es buena, lo cierto es que El Genovés pudo hacer más y que mereció más, pero sigue teniendo que soportar un ritmo inadecuado, demasiadas pérdidas de balón y demasiados tiros libre fallados. Si al final se mejoran esos pequeños detalles, la mejora de resultados será evidente.
Esperemos que este fin de semana, el partido contra El Pilar suponga un punto de inflexión que comienza a ser necesario porque estamos en alerta amarilla.
Comentarios
Comentarios
Captcha