Victoria balsámica del Genovés ante el Nou Bàsquet Paterna

Genovés 70 – 61 Paterna
 
Vísteme despacio que tengo prisa.
 
Hay ocasiones y hay partidos en los que cuanto más empeño y más intensidad se pone en el juego, el resultado suele alejarse de lo que realmente se pretende, que es meter al menos un punto más que el equipo contrario.

En un nuevo “día de la marmota”, el Genovés se encontraba con otro equipo que al igual que el resto de los de la liga juega en transición, que como en los enfrentamientos hasta la fecha, emplea a cuatro o incluso a cinco jugadores exteriores, que al igual que otros rivales, se aplica con mucha intensidad en defensa y que además en este caso, está muy bien dirigido desde el banquillo.

Por su parte el Genovés recuperaba a King Serrano y a Carlos “Murphy” Úbeda, siendo baja nuevamente Herencia, Pep y Diego. Además debutaba en casa David Martínez (pendiente de asignación de apodo), quien ya demostró en Sueca que su incorporación puede ser un punto de inflexión en la hasta ahora difícil temporada para los de La Costera.
 

El partido tuvo dos partes bien diferenciadas. En la primera el Genovés jugó como quiso el Paterna y en la segunda el Paterna como quiso el Genovés.

El partido enloqueció desde el salto inicial, todo el mundo corría sin demasiado criterio, de hecho pese a las transiciones  constantes el marcador apenas se movía, dejando en el descanso a los dos equipos en poco más de treinta puntos, que para lo que se corrió era un botín escaso.
Reunido en cónclave el equipo local durante el descanso, se acordó que lo mejor era rebajar un poco el ritmo, intentando imponer el “estilo Genovés”, que tan buen resultado dio el año pasado.
Con un ataque más asentado y posicional, en el que Serrano podía dominar el juego interior y David y Úbeda aportaban desde fuera, los locales comenzaron a consolidar una ventaja que rondaba los 10 puntos.

Los intentos de incrementar el ritmo de los visitantes chocaban contra la defensa alternativa de los locales, la baja temperatura del pabellón y una mejor lectura del ataque por parte local, que con buenos bloqueos y con una mejora del acierto en el tiro exterior mantenía esa distancia de seguridad de entre 7 y 10 puntos hasta entrar en los tres últimos minutos.
 

En ese momento volvió a rozarse el desastre. A falta de 1:19, los locales ganaban por 10 puntos, momento en que un tiempo muerto visitante y dos acciones rápidas, dejaron un +5 local y el balón en manos del Paterna a falta de 39 segundos.


Visto y no visto la cosa se estaba poniendo muy fea. Pero en ese momento una acción absurda del base visitante cerró el partido. “The bus Driver” se trastabilla cae sobre el jugador del Paterna que interpreta un  intento de agresión al que responde soltando el codo. La subsiguiente falta técnica y el hecho de que el  Genovés no tenía bonus, supuso  un tiro libre y la recuperación del balón, lo que permitió instalar el tranquilizador +8 al que se añadió un punto más cuando ya estaba todo decidido.
 
Parece que finalmente el Genovés está encontrando el camino para ir resolviendo los partidos. Esperemos poder recuperar muy pronto a los lesionados y que se pueda implementar una línea y un estilo de juego, que funcionó el año pasado porque lo que nos ha dejado muy claro este tercio ya jugado de la liga, es que para ganar este equipo necesita el concurso de todos.

Si queréis leer algunas jugadas del partido, podéis ir al twitter del club (hashtag #GenovésPaterna), gràcias a Joaquín Herencia.

También podéis ver videos del partido gràcias a Rafa Martínez en nuestro instagram


Autor: Antonio Castillo
Foto: CBG
Comentarios
Comentarios
Captcha